jueves, septiembre 28, 2006

Ramses II

A pedido de la gorda me veo en la obligación de hacer un comentario acerca de lo sucedido en el día de ayer con nuestro queridísimo ex presi el Carlo (mientras tanto me toco la teta izquierda).
Resulta ser que el Carlo' a pesar de que medio Córdoba se estaba prendiendo fuego a escasa distancia de donde estaba él, fue a dar un discurso para cuatro gatos locos (y débiles mentales) para promocionar su vuelta al trono (ja). Cuestión que en un momento del discurso empezó a compararse con los faraones egipcios. Primero le mandó que habia uno que habia muerto muy joven a los 17 años (aja..) y después que Ramses II habia vivido hasta los 104 años, y que el pretendía, Dios mediante, vivir hasta los 104 años. Pero esto no es lo mas divertido del asunto. Minutos mas tarde (si no fueron segundos) se lo vió como que empezó a caerse para un costado (su jefe de campaña creo que es, el gitano, lo sostenía) pero el salame seguía hablando. Le trajeron un vaso de agua pero finalmente (y para el placer de mis ojos) se desplomó. Lo mas gracioso es que no largaba la baranda donde estaba sostenido, larga Carlo'! Ya fue!
Yo no entiendo como este tipo sigue rompiendo las pelotas. Ayer Mario Pergolini mostró algo de lo que yo me habia olvidado por completo. Se acuerdan cuando dijo que ibamos a tener naves espaciales que nos iban a permitir a los argentinos ir a Japón en minutos e incluso ir a cualquier planeta que estuviera habitado? C'mon!! Cómo puede ser que este hijo de puta haya sido presidente?
Bueno, para resumir. Vos mismo lo dijiste Carlo, "Dios mediante viviré hasta los 104", creo que Dios te dió su respuesta en escasos segundos.

6 comentarios:

negropiombo dijo...

¿Por qué será que los hijos de mil putas tardan tanto en morirse? ¿La hijoputez estará asociada a algun gen extraño que produce longevidad? Si no, vénase los últimos ejemplos: el Karolo papitas Wojtyla, el dictador que tuvo los presos políticos más tiempo en el mundo (más de 30 años) Stronzoessner (véase el juego de palabras con el italianismo stronzo), Pinochoto, Videla, Massera, y también el Carlo, que además de hijo de puta está reloco (con locura de las negras, se entiende). En fin, van mis pésames a Enrique Gorriarán Merlo, a quienes muchos tildaros de ultra, loco, reaccionario, etc, etc. No me voy a poder a hecer valoraciones. El mundo debería hacerle un monumento por haber hecho volar en mil pedazos a uno de los hijos de puta más grandes de la historia: Tacito Somoza. Ése por suerte no llegó a tan viejo. Y punto.

Aluza dijo...

No solo tardan en morirse sino que muchos de ellos mueren tranquilitos en sus hogares en vez de aparecer tirados en un zanjon, no hay justicia.

La Gorda dijo...

Hierba mala... nunca muere!

Somebody To Love dijo...

Tres cosas

1) Yo no quiero que se muera sin antes ser condenado e ir preso por todas las que se mandó.

2) Lo peor de la anecodta de las navez espaciales, es que lo dijo en una escuela delante de niños! Se ve que en esa oportunidad le habian vendido merca con 100% de pureza

3) No nos olvidemos que Carlo todavia es senador :-(

Salutes

Somebody To Love dijo...

Yapa

No comapres a Carlo con el Diablo, Satanás, Bealcebú, Demonio o como quieras llamarlo. Este último era un revolucionario!

Salutes

Aluza dijo...

El Carlo también es un revolucionario y un adelantado. Primer hombre argentino metrosexual (te acordas de la picadura de avispa o abeja o que carajo?)...