miércoles, octubre 17, 2007

Noir


Desde la mañana que quiero publicar esto y me olvidé. Justo pasé recién por donde estaba el diario y aparentemente papá lo había estado leyendo porque estaba en la página con la noticia... para recordarme.

Bertrand Cantat el cantante de Noir Désir, excelente banda francesa, salió en libertad ayer después de haber cumplido 4 de sus 8 años de condena por haber matado a su mujer Marie Trintignant. Aparentemente en una noche llena de alcohol, Mary Jane y que se yo qué más, Bertrand le pegó unos sandungazos que la dejaron tirada en la cama. Tras un par de extensas operaciones Marie falleció y Bertrand fue condenado a 8 años de prisión.
Ayer a la media noche y en medio de una polémica fue liberado en libertad condicional por buena conducta. Aparentemente su comportamiento fue ejemplar desde el día de su detención.
Normalmente me explayaría en contra de la violencia doméstica, las mujeres golpeadas y etc. Pero esta noticia me llegó justo el día después de que pusiera un cd de Noir en mi mp3 y pensara "Que garrón, Bertrand está en cana, pensar que yo los ví en vivo". Así que aunque suene un poco feo y hasta sienta cierto tironeo entre mi amor por Noir Désir y la bronca que me da una muerte en vano... la noticia no me cayó tan mal. Sory.
Aparte, check it out, he's not half bad. Cute.

8 comentarios:

Babynats dijo...

en primer lugar: no puedo creer q solo le hayan dado 8 años.
en segundo lugar: no puedo creer q una persona acusada de homicidio pueda salir en libertad condicional tras haber cump'lido una condena q de por si fue demasiado corta.
en tercer lugar: entiendo q simpatices con la situacion.
y por ultimo: he's not half bad at all

La Gorda dijo...

Que te guste su música amedantra la condena moral que le imponés sobre sus actos inhumanos, aberrantes; pero no lo digas!

Bi@tch dijo...

jajjaj deffo not half bad.
Si, bastante cortito 8 años. Pero bueno, es homicidio no culposo o algo así porque bueno "fue sin querer queriendo" como diría el Chavo. Whatever.

Q79 dijo...

Igual la cuestión a debatir, más allá de si la pena fue corta o si está bien que lo hayan largado en libertad condicional, me parece que pasa por pensar si un lugar ideal para que un adicto se recupere es la cárcel.


Salutes

Bi@tch dijo...

Si, igual no sé que tan adicto pueda ser. Más que nada violento potenciado por el alcohol y un ataque de celos. Peor hablando de adctos, no, la cárcel es el lugar ideal para conseguir drogas y si cuando entraste no eras adicto probablemente cuando salgas si.

Bi@tch dijo...

Gorda... muy loco, tu comment llegó recién ahora y cuando lo publiqué lo puso allá arriba. Te lo contesto igual... Siempre tengo que estar diciendo algo, es una enfermedad, no puedo callarme! Help!

negropiombo dijo...

At first, no coincido con la gorda, el paso que separa pensar las cosas y decirlas es la hipocresía.
Queenero bien, otra vez más, tiene absoluta razón, pero bueno... siempre baja línea. Tá bien, hay que defender siempre a Foucault, y combatir la cárcel a muerte, la institución más nefasta del mundo luego de la iglesia.
Finally, theré´s a fucking thing I love from you: You always say what you really feel like saying. Esto a veces te va a traer algún problema en la vida. Pero la inmensa y libre satisfacción de decir lo que pensás, de no ser hipócrita, de no mentir, ni mentirte, ni esconderte, nadie te la va a sacar nunca de encima. Best regards. YFU

La Gorda dijo...

El paso que separa lo que uno piensa y lo que dice no es hipocresía, es autocensura, ubicación, consideración, límite. La hipocresía es manifestarse o actuar en contra de los valores que realmente sostiene.

Ale: Dónde te metiste flaca!? Hace demasiado que no figurás...