miércoles, junio 14, 2006

La vida entre el morro y el ceibo

Resulta que trabajo en una escuela super precaria, rodeada de villas. Demás esta decir que los alumnos son una joyita, el que no sale a meter caño tiene un hermano que mete caño, sino esta preso, lo estan buscando. Pibas de 15 años y a veces menos embarazadas o lo que es peor, con un pibe. Todo muy bonito. Hasta la semana pasada la escuela casi que ni tenía tubos de luces, las aulas tenían uno y arreglate, de estufas ni hablar. No había agua en los baños, todo una situación bastante precaria. La semana pasada el frío llevo a los alumnos a hacer una sentada y reclamar la instalación de estufas. Las autoridades obviamente explicaron que hace rato que se había hecho el reclamo pertinente pero el concejo escolar ni. Pero finalmente respondieron, esta semana voy a trabajar y la escuela parece más una sala de interrogartorio que una escuela; las luces te ciegan (algunos diran que soy la gata flora, pero posta, o no hay luz o te ciegan), instalaron una que otra estufa (aunque en una de las aulas donde doy clases está pero aparentemente no anda bien).
Todo bien con ésto, pero aca viene lo lindo. Resulta que las autoridades decidieron que durante los recreos y para calmar a las fieras se va a poner música. Yo asumí que la música la iba a elegir el regente, ponete un Mozart o algo que calme a las fieras. Peor no, parece que los chicos son los que deciden que se escucha y se turnan los días para ver que división elige. Obviamente, el lunes le tocó el turno a "La Nueva Luna" y en el día de hoy la Cumbia Santafecina me limó la cabeza. Que horror! Uno va a despejar la cabeza a la "sala de profesores" que no es otra que la preceptoría-regencia, y se tiene que bancar... la cumbia! Esto es el colmo, prefería una escuela sin luz ni agua ni gas antes que ver a mis oídos sangrar escuchando eso.

5 comentarios:

negropiombo dijo...

La verdad que lo primero que hay que pensar en una situación de estas es: ¿Quién está màs jodido aquí? y ¿Por qué?. Las respuestas, Aluza, te van a salir solas. De ahí en más, habría que preguntarse, ¿qué puedo hacer yo para cambiar las cosas?, para que sean mejor para ellos y para mí. Yo sé que esta es una tarea muy difícil, pero hay que intentarla. Hay que mostrarle a los chicos que vos estás del lado de ellos (y no del lado de los que se afanaron todo y por eso ellos no pueden tener una escuela y una enseñanza mejores). Tenés que demostrarles que vos los podés escuchar además de enseñarles, que el caño y la merca y no cuidarse al cojer no sirven definitivamente. Tenés que escuchar la música que ellos escuchan, (sí ya sé, te lima las orejas), pero bueno, se puede llevar otra música y decirles: "oigan esto, está copado, no les parece, metemos un poquito de esto). A ninguno de esos chicos les pagan por ir a la escuela, van, y aunque no estén tan seguros de por qué lo hacen, hay que aprovechar eso, y vos estás allí, por suerte, y no está un jodido o una mina histérica cagándolos a pedos. Te sorprendería saber cuánto se puede encontrar detrás de esos chicos que están cagados a cachetazos por la vida, y sin embargo están tratando de ser algo en la vida y por eso van a la escuela. Probá, Polusa, te vas a llevar muchas sorpresas. También hay técnicas para lograr ciertas cosas. Podemos hablar de ellas cunado quieras. Suerte!

Aluza dijo...

Por suerte hace dos años ya que trabajo con adultos y no entro a un aula del polimodal. Yo solía pensar como vos sabes, aprovechar que estan, que vienen. Pero muchos de ellos (por lo menos cuando yo trabaja en polimodal) iban a la escuela porque el gobierno les pagaba la beca (luego con dicha plata compraban zapatillas de 200 mangos)o porque los padres los obligaban a ir nada más que para sacarselos de encima o sacarlos de la calle. Hay cosas contra las cuales no se puede, cuando te encontrás con que el padre es peor que el alumno, que vos le estas diciendo que el pibe le toco una teta a la compañera y te dicen, bueno, a ud nunca le dió ganas de tocarle la teta a una mina que estaba buena? (como le dijeron a mi viejo), que haces? Vos le podés decir y podes influenciar mucho al pibe, pero en definitiva va a pasar más tiempo con esa cosa que se hace llamar padre que con vos. He tratado de explicarles la importancia de disfrutar la lectura de un libro, lo útil que es como herramienta en la actualidad el inglés, pero nada les llegaba. "Pa que quiero saber ingle´si voy a ser verdulero?" Tampoco quiero ser de los que dicen, estan perdidos hay que incendiar las villas, aunque muy para mis adentros a veces lo pienso. No por ellos, sino por el terror que me da salir a la calle con mi hijo, ir apretando la cartera, y apretar fuerte su mano para que no me lo arrebaten. Odio vivir con temor, y quizás puedas rescatar a un 10% de la gente que vive en las villas, pero como diría bush, toda guerra tiene sus sacrificios, jajajaja, no, chiste, no me maten.

negropiombo dijo...

La verada, Aluza, que esto da para seguir hablando. No creo que este sea el medio ideal. Ya lo haremos personalmente, pronto.

Anónimo dijo...

Ale cae un dia con Sasha, Paul Oakenfold, John Dewitt, Chemical brothers, o Fat boy slim y rompeles el craneo con un poquito de electronica!!!
Y da clases saltando...

queenero79 dijo...

No todo es color de rosa como en la Sociedad de los poetas muertos no? Es verdad que el contexto te condiciona y mucho, pero yo siempre creo que nada es imposible de cambiar. La única lucha que se pierde es la que se abandona

Salutes